Home Server
SOLICITAR INFORMACIÓN
BUSCAR TRABAJO

Alimentación

La alimentación de nuestros mayores

La comida en un apartado clave para mantener una buena salud en nuestros queridos mayores, evitando enfermedades como la obesidad o la desnutrición.
En ocasiones, los ancianos sufren de pérdida de apetito y la motivación a la hora de cocinar es prácticamente nula, por esto, nuestros cuidadores profesionales cuidarán la alimentación de nuestros mayores preparándoles una dieta ajustada según sus necesidades.

Nutrientes esenciales para la tercera edad 
  • Vitaminas: Las vitaminas son nutrientes esenciales que a medida que envejecemos puede existir un déficit de las mismas en el organismo, por ejemplo, los alimentos que con alto contenido en vitamina D son: huevos, margarina, queso o pescado azul.
  • Fibra: La fibra aporta grandes beneficios al organismo, ya que garantiza una buena movilidad intestinal, previene y mejora el estreñimiento, disminuye el riesgo de cáncer de colon… Los alimentos ricos en fibra son las legumbres, frutos secos, pan integral…
  • Calcio: El calcio es un mineral esencial para mantener los huesos fuertes y sanos, reduciendo considerablemente el riesgo de sufrir osteoporosis. Los lácteos, pescados y productos provenientes de la soja tienen alto contenido en calcio.
  • Proteína: Con la edad, la síntesis de proteínas disminuye por lo que es importante aumentar el consumo de estas a través de alimentos como los huevos, carnes y derivados, leche, soja…
  • Grasas: Son esenciales para la salud, pero es importante que su consumo sea de grasas saludables ya que son la principal reserva de energía del organismo y ayudan en la absorción de vitaminas. El aceite de oliva, los frutos secos o el pescado son un buen ejemplo.
Recomendaciones generales para una alimentación saludable
  • Realizar un mínimo 3 comidas al día. Muchos de nuestros mayores pierden el apetito, para que esto no ocurra, lo ideal es ofrecerles comidas en pequeñas cantidades.
  • Variedad de alimentos. En muchas ocasiones, nuestros mayores sufren de problemas de masticación, la ingesta de legumbres o carnes se convierte en un reto, por ello, es importante prepararles estas comidas en forma de puré o cremas, manteniendo una dieta variada.
  • Evitar las grasas saturadas. El consumo excesivo de grasas saturadas puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y diabetes.
  • Ingerir carnes rojas antes que blancas. La carne roja contiene menos grasas que la carne blanca.
  • Reducir el consumo de sal. Cocinar con poca sal o sustituirla por especias evitará problemas de hipertensión.
  • Moderar el consumo de alcohol. El alcohol suprime el apetito, interviene negativamente con ciertas vitaminas y es contraproducente con los medicamentos.
Complementos nutricionales

La tercera edad es una de las etapas de la vida en las que el cuidado de la alimentación merece una especial atención. Seguir una buena alimentación podrá alargarla vida de nuestros seres queridos.  En ocasiones, las personas de avanzada edad no obtienen los nutrientes suficientes para una salud plena y completa por ello, nuestros cuidadores profesionales se encargarán de que nuestros seres queridos tengan una dieta saludable y equilibrada.

Además, para evitar que la salud de nuestros ancianos se deteriore, es importante conocer la eficacia de los suplementos nutricionales, siempre con previa prescripción médica. Los suplementos alimenticios son una magnífica opción para contrarrestar déficits nutricionales en nuestros ancianos.

SOLICITAR INFORMACIÓN
BUSCAR TRABAJO
Web desarrollada por Volcànic Internet
crossmenu